October 7, 2019 “El poder femenino no se ha materializado en la Tierra desde hace mucho, mucho tiempo.”

October 7, 2019 “El poder femenino no se ha materializado en la Tierra desde hace mucho, mucho tiempo.”
 
“El poder femenino no se ha materializado en la Tierra desde hace mucho, mucho tiempo.”
 
 
Lo que sigue es un fragmento del primer libro de las Abuelas,
A Call to Power: the Grandmothers Speak – Un llamado al Poder: las Abuelas hablan.
 
 
… las Abuelas me sorprendieron al mostrarme mis primeros años, especialmente mi esfuerzo para convertirme en mujer. mientras las escenas de mi infancia pasaban ante mí, me vi y me sentí como era entonces, no como un recuerdo, sino como volver a vivir. Diez años, temerosa y ansiosa mientras bajaba por las escaleras del sótano, trece, anhelando un mejor porvenir, mientras me balanceaba del arce y miraba hacia el camino.
 
Al revivir el dolor y la valentía de aquellos años sentí mucha compasión por lo que había sido mi vida de joven. “Durante tu crecimiento, tuviste que aprender a ser una mujer fuerte”, dijeron las Abuelas. “Las mujeres de la generación de tu madre y de las generaciones anteriores nunca asumieron el poder de su feminidad. Si las jóvenes no han visto a una mujer segura y cómoda en su poder, el concepto de una mujer poderosa les resultará ajeno, incluso aterrador. El poder femenino no se ha engendrado en la tierra desde hace mucho, mucho tiempo”.
 
Cuando me mostraron mi imagen de joven, me di cuenta de lo duro que había trabajado en todo y de lo cansada que estaba. En mi anhelo de volverme “fuerte y poderosa” había hecho malabares entre mi posgrado, mi trabajo como profesora, el cuidado de mis hijos pequeños y mi esposo. Casi siempre haciendo dos o tres cosas a la vez.
 
Cuando vi cómo me había referido en tono de broma a este hábito como “sacar provecho de mí misma “, lloré. Demasiado esfuerzo, demasiada energía Yang y el excesivo estrés que la acompaña, me habían enfermado. Con el tiempo llegué a padecer de dolores de cabeza crónicos, dolor de espalda y agotamiento.
 
El haber vivido durante años en un ‘quehacer’ interminable, ahora se manifestaba en lo que las Abuelas llamaban “el desequilibrio Yang”. Esta era la razón por la que ahora debo viajar(meditar) tan a menudo para sanarme. Tenía tantas ganas de tener una vida equilibrada que cuando me dijeron: “Tu vida se convertirá en un placer cuando la energía Yin te impregne”, sollocé aliviada
 
Había pasado mi vida tratando de ser de todo para todos, pero el enorme esfuerzo que había hecho para ser ‘poderosa’ me había hecho más débil y no más fuerte. Una y otra vez probé el modelo de poder Yang para descubrir que finalmente no encajaba. Así que cuando las Abuelas dijeron: “Debido al actual exceso de Yang en el mundo y a su deficiencia de Yin, la mujer está sufriendo por su propia impotencia”, comprendí exactamente lo que dijeron.
 
Capítulo 5, página 35, Un llamado al Poder: las abuelas hablan, de Sharon McErlane.
 
 
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
 
 
Las Abuelas nos enseñan como trabajar con la Red de Luz para proteger la tierra durante estos tiempos de cambio en nuestro mundo. Según la ciencia, la Red de la Luz es la construcción viva más grande del Universo. Esta red ancla la luz por todo el cosmos y actualmente mantiene firme a nuestro planeta. Para aprender más sobre el Gran Concejo de las Abuelas y cómo trabajar con la Red de Luz, visite netoflight.org. Y si se sienten llamados a unirse a un grupo o a formar uno usted mismo, por favor contáctenos.
 
Difundimos el mensaje de las Abuelas y enseñamos a otros a trabajar con la Red de Luz. Esto lo hacemos como servicio, sin fines de lucro.

 

 
 

 
Los faros hablan:
 
 
 
Aasta de Lituania escribe:
 
 “Me gustaría darle las gracias por venir a Europa.  Estoy tan feliz de poder ser parte de este Encuentro de Abuelas en Irlanda.
 
 Esta es la historia de mi viaje a Lituania.  Estaba buscando un autobús al aeropuerto en la estación de autobuses de Drogheda.  El autobús debía llegar a las 2 de la tarde, pero la situación en la estación de autobuses era bastante confusa ya que no había nadie a quien pedir información, excepto algunos conductores de autobús.  Uno dijo que el autobús llegaría a las 2:05, el otro a las 2:15…. Así que estaba esperando… Según el programa, el autobús tendría que estar allí a las 14:00 horas.
 
 Eran las 2:15 y aún no había autobús al aeropuerto.  Así que empecé a ponerme nerviosa, ¿y si no viene el autobús? Entonces me acordé: “¡Pide ayuda a las abuelas!  Te darán lo que pidas o incluso algo mejor”.  Le pedí a las abuelas que me llevaran al aeropuerto a tiempo.  Entonces vino otro pensamiento – si el autobús no viene, otra opción es ir en taxi.  Llegaré a tiempo, pero será bastante caro.  “Así que, por favor, abuelas, llévenme al aeropuerto a un precio razonable.”
 
 Entonces miré a mi alrededor y vi a un anciano con una maleta.  Quizás él también está esperando un autobús al aeropuerto.  ¿Quizás valga la pena preguntarle al respecto…?  Lo hice y, como era irlandés, me explicó que aquí, en Irlanda, es normal llegar 20 minutos tarde.  Cuando llegó el autobús, me propuso que fuéramos juntos pues él tenía un boleto libre y podía incluir a otra persona.  ¡Así que me llevó!
 
  ¡Finalmente llegué al aeropuerto! A tiempo, y no sólo por un precio razonable, ¡sino gratis!
 
Mi historia no es sobre el dinero.  Se refiere a la promesa de las abuelas: “Sólo pide y te daremos lo que pidas o incluso algo mejor”.
 
Lo había oído antes, pero esta vez REALMENTE lo escuché.
 
Leia de Texas escribe:
 
En respuesta al último boletín de las Abuelas, Este es el momento.  Conozco esto como el Alfa y la Omega, el principio y el fin.  Este tiempo de intercesión continua es el tiempo de orar sin cesar.  Las Abuelas conocen esta profunda sabiduría y todos estamos invitados a compartir esta Presencia de Luz, mientras el Yang se derrite dentro del corazón del Yin.
 
Es un vaivén de mecerse mientras oramos al Árbol de la Vida Eterna donde están los frutos del Espíritu.   Me recuerda a una escena en la película Avatar hace 9 años cuando se sentaron frente al árbol cantando y meciéndose para sanar a la Madre.
 
Este ciclo actual nació dentro del corazón de la Madre de manera muy intensa en este último mes. Lo sentí profundamente.
 
¡La vibración significa regresar al corazón puro para todos… y las mujeres son responsables y capaces de hacer esto tan bien!  Estoy con ustedes en sus viajes mientras esta oscuridad continúa para que podamos decir en nuestro Ser Divino: ¡Que se haga la luz!
 
¡Tanto amor!
 
Leia Meryt
 
Texas