November 20, 2019, ¡Adiós al “Yo Primero”

November 20, 2019, ¡Adiós al “Yo Primero”

¡Adiós al “Yo Primero“

“Ahora ustedes vivirán muchos ‘desastres naturales’”, dijeron las Abuelas. “Hay una acumulación de negatividad tanto dentro como fuera de la Tierra que debe ser liberada, así que es de esperar que ocurran. Los desastres que continúan ocurriendo no son “naturales” en absoluto, sino que surgen de esta acumulación de negatividad. Durante milenios, los humanos han vivido en desequilibrio los unos con los otros, con Dios y con la Naturaleza. Esta falta de equilibrio ha alcanzado proporciones de crisis. Los incendios monstruosos, huracanes, inundaciones, sequías y otras calamidades de hoy provienen de la misma fuente: la falta de armonía en el hombre. Y lo que el hombre ha causado, sólo el hombre puede rectificar.
“Para que la vida en la tierra vuelva al equilibrio, la humanidad debe renunciar a su egoísmo”, dijeron las Abuelas, “Eso significa que cada uno de ustedes debe renunciar a su apego al ‘yo primero’”, sonrieron con pesar. “‘Yo primero’ los separa de Dios, los unos de los otros, y de los espíritus de la naturaleza cuyo trabajo es mantener la armonía en la tierra. Se han aislado del flujo de la vida durante mucho tiempo”, dijeron, moviendo la cabeza con tristeza. “Han negado la presencia de lo Divino — en el mundo y en ustedes mismos. A menudo, se han comportado como si su ser pequeño e independiente, fuera el centro del universo, pero en lugar de que esta visión de la vida los haga felices, los ha hecho desdichados.
“Es hora de dejar estas viejas actitudes de egoísmo y ‘yo primero!’  Es hora de venerar a toda forma de vida”, dijeron, poniendo especial énfasis en “toda”.  “Es hora de volverse a conectar con los espíritus de la naturaleza, de reconectarse también con los ancestros y con la Fuente que une a todos los seres en esta experiencia que ustedes llaman “Vida”. Es hora de que aprecien su relación con los árboles, con los animales, con los extraños y con sus supuestos enemigos. La Tierra es el hogar de todos ustedes.
 
“Les hemos dado la Red de Luz”, dijeron las Abuelas, “para que sientan el vínculo que existe entre ustedes”.  Les pedimos que dediquen un tiempo todos los días para emitir y trabajar con la Red de la Luz, ¡muchas veces al día!” Rieron. ” Les pedimos que bendigan a los espíritus del fuego, del viento, de la lluvia y de las tormentas y que a su vez les pidan que bendigan a la tierra y a todos Sus seres”.  Estos espíritus no son una “ficción” o un “cuento de hadas” como lo aprendieron.  ¡Son reales! Parte de la gran familia de la vida. Se les dijo que negaran a los espíritus de la naturaleza, pero sus ancestros los honraban. ¿No es hora de que ustedes hagan lo mismo?
“Aunque se les ha enseñado a mantenerse separados de la naturaleza, en este momento, vivir aislados de la fuerza de vida en su planeta les está causando un gran dolor.” Las Abuelas negaron con la cabeza y dijeron: ” ¡Basta! Al contrario. ¡den un paso más hacia su poder! Reivindiquen su hermandad con los espíritus de la naturaleza. Reclamen su identidad divina. Ustedes son uno con la Fuente, uno con los poderes de la naturaleza, son uno todos juntos. Ustedes no son seres aislados. ¡No! Ustedes son el Ser Divino. Ustedes son uno con todo lo que es. Créanlo,” dijeron las Abuelas, “y empiecen a comportarse como el gran ser que son”.
Nota del equipo de la Red de Luz: El equipo de Tejedoras de Luz de Las Abuelas se encuentra trabajando en los incendios en Australia, y trabajarán todas las peticiones de ayuda que reciban. Ustedes pueden contactar al equipo escribiendo a netoflightweavers@gmail.com. Por favor únanse al Equipo de la Red de la Luz que en estos momentos está manteniendo la Red continua desde dentro y fuera de Australia. Gracias por su amor y atención.
 
Para aprender mas acerca de Las Abuelas y cómo trabajar con la Red de la Luz diríjase a netoflight.org.